martes

El Templo


     
      La masonería palentina inaugura hoy su templo en una               consagración ritual Después de una década de vida masónica en la capital palentina, la logia 'Paz y Conocimiento' inaugurará hoy su templo. Hace diez años, esta logia reinició la andadura masónica interrumpida tras la Guerra Civil como consecuencia del advenimiento del régimen franquista. Pero no ha sido hasta este año cuando ha podido disponer de un lugar adecuado para la celebración de sus reuniones, lo que en el argot masónico se denominan como 'tenidas'.
En el ínterin, los masones palentinos, haciendo gala de su disposición itinerante, han celebrado 'tenidas' en casas particulares, en hoteles y en castillos, realizando trabajos de cierto interés filosófico y fraternal que les han hecho merecedores de reconocimiento por parte de la Gran Logia de España.
La Masonería permite la convivencia fraternal de personas de todos los credos religiosos y de todas las creencias políticas, lo que explica que la propia institución carezca de un ideario político y religioso. También es una sociedad que no discrimina a las personas por su procedencia social o económica, según destacan los maestros masónicos.
Diversas personalidades
Los masones de Palencia convocan en torno a sí un mosaico donde concurren personalidades de todo








orden social, político y económico, con el único objetivo de encontrar la sabiduría a través del conocimiento y la paz a través de la fraternidad; de ahí su nombre. Siendo una logia compuesta por masones de largo recorrido, repleta de maestros instalados como 'venerables', algunos de los cuales llevan más de veinticinco años iniciados, y también de aprendices llenos de ilusión, la media de edad de la logia palentina se sitúa en torno a los 45 años, mezclando gentes de oficios y profesiones liberales, incluso de diversas nacionalidades, y ha trabajado en la profundidad intelectual propiamente masónica, en el perfeccionamiento humano de sus miembros, en el cuidado del ritual de sus trabajos y en el desarrollo de actividades de orden filantrópico, según consideran desde la logia.




Todo esto hace de ella una de las más inquietas y activas de España en estos momentos, por lo que ha sido reconocida e instituida como capitalidad de la Gran Logia Provincial de Castilla, provincia masónica que congrega el extenso territorio compuesto por Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla la Vieja, Castilla la Nueva y Extremadura.
Celebración ritual
Hoy, masones de todas estas provincias, junto a representantes de la Gran Logia de España, entre ellos el representante del recién electo Gran Maestro, Óscar de Alfonso Ortega, acudirán a la consagración ritual del Templo de Palencia, lo que supone para los masones «la reorganización de la masonería palentina después de que el anterior régimen destruyera los logros que, desde el siglo XIX, habían ido alcanzándose».


En la celebración ritual, y en el momento en el que unan sus manos formando la cadena de unión fraternal, vendrán a su memoria todos los masones que, por razones de fanatismo político, fueron fusilados por defender una sociedad basada en la tolerancia política y religiosa y en la búsqueda no dogmática del conocimiento.
«Por ellos, ya en el Oriente Eterno, cielo masónico, por su valentía y decencia, por su dignidad, por su sacrificio frente a la intolerancia, los palentinos recuperan ahora parte de lo que ha sido su historia masónica», afirman desde la logia.