martes

La Masonería es una Orden iniciática y esotérica




La Masonería es una Orden iniciática y esotérica que territorialmente se organiza en Grandes Logias o en Grandes Orientes de ámbito nacional; En los países de estructura federal pueden tener ámbito estatal. Tanto las Grandes Logias como los Grandes Orientes son también conocidos como Obediencias.

Desde el nacimiento de la Masonería moderna o especulativa, con la constitución en 1717 de la Gran Logia de Londres –desde la secular Masonería operativa o antigua–, se estableció la costumbre del mutuo reconocimiento entre sí de aquellas Grandes Logias o Grandes Orientes que por cumplir con ciertas normas se reconocen mutuamente regulares, es decir, que siguen estrictamente las primitivas normas de la Orden.

La Francmasonería se define clásicamente como una institución universal, esencialmente ética, filosófica e iniciática, cuya estructura fundamental la constituye un sistema educativo, tradicional y simbólico, a la cual se ingresa por medio de la Iniciación.


Está fundada en el sentimiento de la Fraternidad, y constituye el centro de unión para los hombres de espíritu libre de todas las razas, nacionalidades y credos.

Como institución docente tiene por objeto el perfeccionamiento del hombre en el medio en que vive y el de la humanidad. Promueve la búsqueda de la verdad, el conocimiento de uno mismo y del hombre, para alcanzar la fraternidad universal del género humano. A través de sus miembros proyecta sobre la sociedad los valores e ideales que sustenta.

Exalta la virtud de la tolerancia y rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus puertas las discusiones de política partidista o de todo sectarismo religioso. Propugna los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad y, en consecuencia, promueve la justicia social, combate los privilegios y la intolerancia.

La Masonería no es una sociedad secreta. Sus dirigentes son personas conocidas del público. Mantiene ciertas reservas, como lo hacen muchas otras instituciones. A sus puertas puede llamar cualquier hombre libre y de buenas costumbres.